Asedios y destrucciones de Pamplona, con Pedro del Guayo

El pasado viernes 15 de Octubre por fin reanudamos las actividades habituales (la visita de Maite Pagazaurtundúa en Septiembre fue extraordinaria en todos los sentidos) con una charla de Pedro del Guayo en el escenario que será habitual a partir de ahora, el Palacio de Redín y Cruzat (actual centro cívico Plazara).

La charla, resultado de un amplio trabajo de documentación, estuvo a la altura de las expectativas. No sólo recorrió los momentos más duros de la ciudad desde el siglo III hasta la Guerra Civil, sino que nos mostró las huellas que han ido dejando en la historia y en el rostro de Pamplona. Sí, esas marcas que hay en el la sede del Gobierno de Navarra son consecuencia de un bombardeo aéreo. Y sí, hay siglos enteros en los que no sabemos qué pasaba, quién mandaba, cómo vivía Pamplona, salvo por las anotaciones de los que atacaban la ciudad.

También nos contó lo que se sabe de los motivos y métodos de los participantes, desde los que movieron a los habitantes de San Cernin a quemar vivos a los de San Nicolás refugiados en su iglesia, hasta los que impulsaron a O’Donnell a cañonear la ciudad donde hiciera menos daño, o a los vascones que se la disputaron a los visigodos. Y lo que no se sabe, que es mucho más.

Pamplona ha sido destruida hasta los cimientos al menos tres o cuatro veces, hasta dejar de ser considerada ciudad. Siempre ha vuelto a levantarse, a diferencia de tantas. Pero, como nos recuerda Pedro, lo que separa a la civilización de la barbarie es demasiado delgado para confiarse.

«Shh. ¿Escucháis eso?».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies