Espoz y Mina en el Parlamento de Navarra

Ayer miércoles por la tarde, en el Parlamento de Navarra, tuvo lugar la presentación de la reedición de las memorias de Francisco Espoz y Mina por la Asociación Pompaelo.

Los cinco tomos, que como tales ya no estaban disponibles en ninguna edición moderna, han pasado por un exhaustivo proceso partiendo de un original del siglo XIX digitalizado, revisado, corregido y editado para adaptarlo incluso a la lectura en formato Kindle. Un equipo de cinco personas han trabajado desinteresadamente para poner de nuevo las memorias del general a disposición de todos. Ya están disponibles en Amazon ( https://www.amazon.es/s?k=Espoz+y+mina+pompaelo&i=stripbooks&__mk_es_ES=ÅMÅŽÕÑ&ref=nb_sb_noss ).

El acto contó con el interés del público y la asistencia de distintos cargos electos, así como del propio conde de Espoz y Mina. Fue abierto por Manuel Moreno, tesorero y cofundador de la Asociación, que recordó que ésta «no reedita sus memorias porque queramos ponerle en un pedestal, o hacerle homenajes. Lo que queremos, con este libro y con todos, es poner encima de la mesa una visión interesante de un tema que importa. No pretendemos juzgar el pasado, sino conocerlo y entenderlo. La ‘historia sin filtros’ es la única historia de verdad, el resto es política con otro nombre. Por eso publicamos, y publicaremos, miradas personales sobre personajes y momentos que nos definen, y la mirada de Espoz y Mina, con toda su subjetividad y en parte gracias a ella, ayuda mucho a entender el desgarramiento de España, de las Españas, que marcó el siglo XIX.

Y es importante recordarlo. Porque ese siglo estuvo cuajado de asonadas, pronunciamientos, levantamientos, revoluciones, contrarrevoluciones, facciones, represión y magnicidios, e incluso de la secesión de la América española. Y lo estuvo porque España no tenía un marco de convivencia que permitiera disentir y convivir, cambiar el gobierno en paz y por mayoría, y garantizar el respeto de las minorías. Son los años en los que empiezan a asomar los principios sobre los que, ya en el siglo XX, se asentaron las democracias liberales que hoy definen el llamado mundo occidental.

Son lecciones que ha costado mucho tiempo, y mucho sufrimiento, aprender. Son lecciones que damos por sentadas, y no deberíamos. El respeto a la diferencia, a las libertades esenciales, el respeto a la ley y al procedimiento legal, a la separación de poderes, a la democracia representativa, están en los cimientos de casi un siglo de paz en Europa y cincuenta años de libertad en España. No podemos olvidar su importancia, ni dónde acaban los humanos cuando no las tienen. Espoz y Mina lo vivió, y estos libros nos ayudan a recordarlo.”

El historiador Pedro del Guayo ofreció entonces un repaso por la vida de un personaje complejo, líder de la guerrilla y de la División de Navarra contra los franceses, autor del primer intento de pronunciamiento de la historia de España contra Fernando VII, ídolo de los liberales y último resistente contra los Cien Mil Hijos de San Luis, varias veces exiliado, que terminó su carrera enfermo y decepcionado, sin poder acabar con el carlismo de Zumalacárregui en Navarra o del Tigre del Maestrazgo en Cataluña. Fue más apreciado, al final, en Barcelona o la Coruña que en Pamplona, donde está enterrado.

Su esfuerzo por documentar sus actos nos presta visiones muy cercanas de la vida de esos tiempos y de muchos de sus acontecimientos, y la sencillez de su prosa hace sus memorias muy accesibles al lector moderno.

La grabación del acto ya está disponible en YouTube, en el canal de la Asociación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies